Estás

15359162693294768439376633580191.pngNo importan los lapsos,

que pase un día o cien o mil,

volverás

Volverás con los pasos

de viento en huracán,

volverás con tu furiosa

cadencia apocalíptica.

Volverás pisándolo todo,

destruyendo mis lunes

mis panes de jalea

y mi jabón de verbena.

Me vas a caminar encima

de los huesos, y vas a oír chirriar mis dientes.

Vas a venir porque así eres,

majadera y desquiciada,

vas a llenarme de mugre la cocina

vas a babearme toda la ropa.

Y cuando yo crea que te has ido,

te descubriré apoltronada

en mi cama

con la sorna de un parásito

calcificado en el cerebro.

Y tendré que esperar de nuevo

a ver cuándo te dignas

a dejarme vivir en paz

otra vez, a mí,

pobre alma

harta de ansiedad.

Anuncios

La endemoniada cualidad

A la sombra,

a la sombrita

por la que te mandan

a tomar por saco,

ahí se esconde

la endemoniada cualidad.

La endemoniada cualidad

de ser solícito,

de estar eternamente ahí,

para ti.

Para lo que sea tu voluntad.

A la altura del espárrago

que he frito y refrito

está agazapadita

la endemoniada cualidad

de no molestar

de no importunar.

A la distancia del carajo

desde donde veo

como tu barco se aleja de mi playa,

en esa lejanía se halla

la endemoniada cualidad

de dejarte ser sin molestar.

Piedraoculea

1533427995091

En algún momento

alguno encontrará este lugar,

en algún punto

alguien escarbará

por aquí y encontrará

este vestigio.

Algún logoarqueólogo

navegará hasta este mar

de lava y descubrirá

las maravillas

ocultísimas de una

antigua y anticuada

religión

Y habrá de volver

a instituirla

rezando siempre

a la petraoculea

piedra fundamental

y esotérico resto

de cascarónnaveespacialtogasangre

a quien volverá a rezarse en el futuro.

Y si no me creen, al tiempo,

al tiempo.

1533427995091

Gas

1532929286434Cómo es que se puede caminar tanto sin hacer sendero.

Acaso siendo espectro.

No se puede caminar tan suavemente,

tan flotadito.

O sí. Ser suave

ser sutil

e invisible

ser de gases

livianos

Y flotar, siempre a punto de estallar.

 

Caer por la ventana

La soledad profunda viene de dentro.

No tiene que ver con lo que hay alrededor.

La soledad verdadera viene de los recuerdos de las tardes sentada en el dintel de la ventana, esperando caer mientras espero verte llegar.

Tiene que ver con buscar en las alcantarillas tu chaqueta color castaño, flotando con tu cuerpo dentro.

Tiene que ver con tantas tardes vacías que ahora ya no se quieren llenar con nada.

Tiene que ver con perderte de vista y creer que me has abandonado para siempre.

Con comer cada quien por su lado cada día y no pensar en el otro.

Tiene que ver con que nunca te has dado cuenta que habito junto a tí.

Estratosenda

1525444452129.pngEs evidente que nadie camina este camino,

Lo usaré para guardar secretos a la intemperie.

Subiré a este risco y guardaré todos mis gritos rebotando

en un eco mudo eterno.

No hay quien oiga.

Gracias por eso.

No redes de salvación

en el abismo,

aunque alguien crea que sí.

Tengo conciencia de que no llegarás hasta acá.

Ni siquiera cuando me haya ido.

No tengo un plan aun.

Solo estoy regalando mis cosas.

Te regalo el pavor infinito

de tu muerte,

primera causa por la que me voy.

Te regalo el vórtex primigéneo que hay en mi pecho,

que está ahí, antes que yo,

antes que cualquier dios

y antes que la propia incertidumbre.

Te lo regalo porque se tragó

toda mi luz,

toda tu luz

y todas las cosas brillantes.

Te lo doy para que lo destroces

y saques de dentro nuestras vidas,

la tuya

y la conviertas en algo bueno otra vez.